Réplica al Club de los Viernes- Ley LGTB Extremadura

A raíz de este artículo http://www.actuall.com/familia/club-los-viernes-la-ley-lgtb-extremadura-atentado-los-derechos-fundamentales/ solamente puedo expresar la indignación que me producen todas y cada una de sus palabras; letra por letra, coma por coma.

Definir al Club de los Viernes como agrupación liberal es caer en el simplismo. Y me anticipo, no estoy otorgando o quitando un carné de liberal, pero una asociación como el Club de los Viernes tiene como denominador común con el liberalismo las medidas económicas. Con ello no niego que no puedan existir liberales conservadores, pero como afirma el profesor Jason Brennan, siempre dentro de un marco de pluralidad, sin imponer estos valores.
Sin embargo, hoy me ceñiré al articulo mencionado, ya que este texto no pretende ser una crítica al colectivo, sino a sus últimas afirmaciones.

La escuela pública es, en general, una herramienta de adoctrinamiento. A lo largo de su historia y mediante el currículo educativo, se han promovido una serie de valores que heteronormativizaban la sociedad, dejando otras preferencias sexuales a un lado. Todo ello, tradicionalmente ha promovido casos de acoso escolar.

La ley criticada promueve medidas tan radicales como que los alumnos transexuales sean llamados por el nombre con el que se sienten cómodos o que en materia de uniforme o actividades escolares, sean contados como parte del sexo que sienten como suyo. ¡Qué ultraje!

Una cita textual de la ley es la siguiente:
“La Junta de Extremadura, en el ámbito de sus competencias, adoptará las medidas necesarias para transformar los contenidos educativos que impliquen discriminación o violencia física o psicológica basadas en la orientación sexual, identidad o expresión de género, garantizando así́ una escuela para la inclusión y la diversidad, ya sea en el ámbito de la enseñanza pública como en la concertada. Los contenidos del material educativo empleado en la formación de los alumnos, cualquiera sea la forma y soporte en que se presente, promoverá́ el respeto y la protección del derecho a la identidad y expresión de género y a la diversidad sexual. “

¿Es negativo que se muestre una realidad social que cada día va siendo más evidente? ¿Acaso negando la diversidad no se promueve el acoso hacia aquello que se percibe como diferente?
Es cierto que es un arma de doble filo, ya que dependiendo de cómo se transmitan los conceptos, puede constituir una imposición de valores o un mero proyecto divulgativo. Por otro lado, en ningún momento vulnera el derecho de los padres sobre la educación de sus hijos. Mostrar la realidad no es sinónimo de imponerla.

Otra de las cosas que me parecen aberrantes del artículo del CDV es que afirmen que enseñar que existen diferentes expresiones de la identidad de género y que no hay unos valores establecidos para la misma sea una forma de adoctrinamiento. Lo totalitario y adoctrinador es la imposición de unos roles en base a un criterio tan arbitrario como el sexo. Al fin y al cabo, los roles de género coartan la libertad del ser humano al evitar que éste desarrolle su proyecto vital de forma plena y constreñiéndolo en base a unas normas sociales.

Además, según el artículo, la ley vulnera la libertad de expresión, lo cual es una falacia. Si para ellos, vulnerar la libertad de expresión es educar a los niños en valores como el respeto y la tolerancia a la diversidad, no han entendido lo que es la libertad de expresión.
Por último, no se trata de medidas de discriminación positiva sino de visibilización en un ámbito tan delicado como es el escolar.
El proceso de socialización primaria tiene lugar –en gran medida- en la escuela y ya que por desgracia, desde la escuela pública se imponen una serie de valores, al menos que éstos sean favorables a la diversidad y la tolerancia.
¿O acaso un Estado liberal no debería basarse en la pluralidad de ideas y el respeto a las minorías?

Alysa Soler

Estudiante de Ciencias políticas y derecho en la UAB. Escribo sobre    feminismo libertario. A veces de otras cosas.

2 Comments

  1. Moldes 19 octubre, 2016 Reply

    Lo “verdaderamente liberal”, según SFLbcn, es obligar a la gente a ser partícipes del delirio ajeno y seguirles el juego con la barrabasada de pronombres y roleplay.. solo porque a ningún copito de nieve le parezca una “falta de respeto”. ;)

    Asumir que el género es psíquico y que hay algún tipo de imposición violenta e imperceptible que impone roles de género a los niños es del todo cuerdo.

    Los del CdV deberían pedir disculpas por ofender a quienes se identifican como helicópteros de combate.

  2. David 20 octubre, 2016 Reply

    “¿Es negativo que se muestre una realidad social que cada día va siendo más evidente?” Me parece a mi que esa realidad social la vais construyendo algunos a base de ingeniería social. Supongo que siendo liberal, no estará usted a favor de que se mande construir en locales privados lavabos para transgender, gender fluid, y toda la inacabable y repentina amalgama de sexualidades que ha surgido en los últimos años.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


4 − tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>